ConsejosProyectos inmobiliariosConoce la importancia de los sensores de movimiento en tu edificio.

Los sensores de movimiento son dispositivos modernos que ayudan a mejorar la seguridad residencial, automatizan las actividades de encendido y apagado de luces o equipos, y facilitan la vida en el día a día.

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el funcionamiento del sensor de movimiento para luz, qué tipos de sensores existen y por qué es importante vivir en un edificio que cuente con esta tecnología?

En este artículo, te explicaremos a detalle para qué sirve el sensor de movimiento y su importancia hoy en día. ¡Comencemos!

¿Qué es un sensor de movimiento y cómo funciona?

Un sensor de movimiento con cámara integrada es un dispositivo electrónico que detecta objetos en movimiento, sobre todo personas, en un área determinada.

Utiliza diferentes tecnologías, como infrarrojos, ultrasonidos o microondas, para identificar cambios en el ambiente o movimientos.

El funcionamiento de todos los tipos de sensores de movimiento es el mismo: cuando este sensor detecta una actividad, puede enviar una señal a otros dispositivos, como una luz, una cámara o una alarma, para que actúen en consecuencia.

Por ejemplo, un sensor de movimiento infrarrojo capta las emisiones de calor, como las que emite el cuerpo humano, y cuando una persona entra en un área vigilada, el cambio rápido de calor activa el sensor.

Esto es lo que hace que las luces se enciendan de forma automática o que una alarma se dispare.

Claro, el principio de funcionamiento varía de un tipo de sensor a otro en el activador de la señal, es decir, en algunos casos, el activador puede ser un sonido, mientras que en otros puede ser una imagen o las ondas de radiofrecuencia.

¿Por qué elegir sensores de movimiento para edificios residenciales?

Existen muchas razones para instalar un sensor de movimiento para luz. Veamos estas razones una a una y la explicación de por qué te conviene tener sensores de movimiento en tu edificio:

  • Seguridad: los sensores de movimiento son una primera línea de defensa en la seguridad residencial. Pueden disuadir a intrusos simplemente por su presencia, o alertar a los residentes y a las autoridades de posibles incursiones, protegiendo así tu hogar y a tus seres queridos.
  • Comodidad: una cámara o luz led con sensor de movimiento aporta mucho confort. Imagina que llegas a casa con las manos llenas y la luz del pasadizo se enciende de manera automática para iluminar tu camino, o que nunca más tendrás que recordar apagar las luces del sótano. Los sensores de movimiento hacen que estas pequeñas comodidades sean una realidad cotidiana.
  • Facilidad de uso: las luces con sensor de movimiento son muy fáciles de instalar, y su configuración es intuitiva. Una vez en funcionamiento, hacen su trabajo de forma autónoma, lo cual se traduce menos preocupaciones para ti y nunca tener que configurarla de nuevo.
  • Bajo costo: a pesar de su avanzada tecnología, los sensores de movimiento son bastante asequibles y ofrecen una excelente relación costo-beneficio. Y esto es más notable cuando se considera el ahorro en la factura de la luz y los costos potencialmente evitados de robos y daños.
Te puede interesar:  10 cosas que necesitas para vivir solo

Clases de sensores de movimiento

Ahora bien, analicemos los principales sistemas de sensores de movimiento que existen en la actualidad, y veamos las diferencias en su funcionamiento y aplicación:

Luces con sensor de movimiento

La luz con sensor de movimiento se puede encontrar en focos, lámparas, faroles, etc. Estas luces se activan automáticamente al detectar movimiento, lo que las hace útiles en múltiples contextos, tanto para comodidad energética como para seguridad.

Por ejemplo, el foco led con sensor de movimiento combina iluminación y detección de movimiento, ideal para áreas comunes como pasadizos y escaleras, donde la luz es necesaria solo cuando alguien está presente.

Lo mejor de todo es que las luces con sensor de movimiento son muy difíciles de detectar, ya que están sobre o muy cerca a la luz, lo cual dificulta que se pueda enfocar esta zona por el resplandor de la luz.

Cámara con sensor de movimiento

Este tipo combina seguridad visual con detección automática.

Estas cámaras comienzan a grabar solo cuando detectan movimiento, lo que ahorra energía y espacio de almacenamiento, asegurando que solo captures vídeo cuando algo importante está sucediendo.

Funcionan de forma 100% automatizada tanto en su activación como en su sistema de grabación.

Sensor de movimiento infrarrojo

Está especialmente diseñado para detectar cambios en el calor. Este tipo de sensor es muy útil en entornos donde los movimientos deben ser monitoreados de cerca, como en departamentos pet friendly o en oficinas.

Sensor de movimiento exterior inalámbrico

La instalación de un sensor de movimiento inalámbrico es ideal para lugares donde no es posible una instalación cableada.

Esta clase de sensores de movimiento ofrecen flexibilidad y fácil instalación, además de mantener la estética del lugar sin cables a la vista. Puede emplearse en áreas sociales como piscinas, parrillas y terrazas.

Te puede interesar:  ¿Por qué vivir en un departamento con vista al mar?

Sensor de movimiento con wifi

La tecnología forma parte de cualquier aspecto de la vida y en los sensores de movimiento no es diferente.

Los sensores de activación por movimiento con wifi permiten una integración sencilla con otros dispositivos inteligentes de tu ‘depa’ propio y pueden ser controlados de forma remota.

Esto aporta un nivel adicional de comodidad y control sobre la seguridad de tu hogar.

Sí, desde que te encuentras en camino, de viaje o en casa de los amigos, puedes ver las cámaras y los sensores y saber si se han activado.

Sensor de movimiento por vibración

Estos últimos detectan cualquier vibración dentro de su rango, lo que lo hace ideal para alertar sobre intentos de entrada forzosa o si alguien intenta manipular ventanas o puertas.

¿Dónde se debe colocar el sensor de movimiento?

Una de las preguntas que se hacen muchos sobre la instalación de un sensor de movimiento es en qué zona debe ir.

Y esto se debe a que la ubicación de los sensores de movimiento es crucial para su efectividad.

Por ello, te dejamos una serie de consejos sobre dónde instalar estos dispositivos para optimizar su funcionamiento:

  • Zonas de mucho tráfico: colocar sensores en pasillos o escaleras asegura que cualquier movimiento en estas áreas comunes altamente transitadas sea detectado.
  • Esquinas: las esquinas brindan una cobertura total del espacio.
  • Sobre las puertas: nos referimos a las puertas que dan al exterior. Y esto puede ayudar a detectar cualquier entrada no autorizada de inmediato.
  • Sótanos: son de los espacios menos vigilados, así que un tubo led con sensor de movimiento en este espacio da un plus de seguridad.
  • Almacenes: estos espacios suelen contener herramientas y otros objetos de valor que pueden ser atractivos para los ladrones.
  • Entradas al edificio: todos deben pasar por esta zona, así que es vital saber quién entra y a qué hora.

¿A qué altura se debe montar un sensor de movimiento?

La altura ideal para montar un sensor de movimiento puede variar según el tipo y el modelo, pero generalmente se recomienda instalarlos entre 2.1 y 2.7 metros sobre el nivel del suelo.

Esta altura permite que el sensor cubra un área amplia mientras minimiza las falsas alarmas causadas por mascotas o animales pequeños.

Ahora, si quieres saber a qué voltaje se conecta un sensor de movimiento, lo ideal es de 4,5 a 20 V de alimentación.

¿Quieres comprar un departamento en un edificio con sensores de movimiento?

Al considerar la compra de tu próximo departamento, la comodidad y la seguridad son aspectos fundamentales para tener una mejor calidad de vida.

Un edificio equipado con sensores de movimiento ofrece una capa adicional de seguridad, no solo disuadiendo a posibles intrusos, sino también proporcionando tranquilidad a sus residentes.

Por ello, en San Charbel Edificaciones te recomendamos solicitar una cotización de alguno de nuestros proyectos inmobiliarios eco friendly. Recuerda que nuestros edificios Be y Botanika cuentan con el bono Mi Vivienda Verde. ¡Vive cómodo y seguro cuidando tu medio ambiente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario